Español   English   Català   Français   

Servicio de odontopediatría en Mahón

​La odontopediatría es la parte de la odontología que se encarga de la salud bucal de los niños.

Es importante tener un buen cuidado de los dientes de leche, ya que esto permite que nuestros hijos tengan una buena salud, asegurarando un buen estado y posición de los dientes permanentes cuando erupcionen.

La primera visita al odontopediatra se recomienda cuando erupciona el primer diente de leche o, como muy tarde, a los dos años. Con esto podremos acostumbrarles a visitar al dentista, evitaremos posibles miedos y aseguraremos una buena salud bucal.

¿Desde qué edad y cómo se deben limpiar los dientes nuestros hijos?

Desde la erupción del primer diente hasta los 2 años, deberemos limpiar los dientes de nuestro hijo y sus encías pasando suavemente una gasita húmeda o un dedal de silicona, al menos dos veces al día.

Entre los 2 y 6 años se deberá utilizar un cepillo suave con cabezal pequeño y pasta dental fluorada con entre 1.000 y 1.450 ppm de flúor, cuya cantidad deberá ser la de un guisante. En estas edades, si existen otras aportaciones de flúor, deberá consultar al odontopediatra.

Asimismo, por encima de los 6 años, dos veces al día con una pasta de dientes con 1.450 ppm de flúor y la cantidad de un guisante.

En niños menores de 7 años, los padres deberán supervisar y revisar el cepillado de los dientes, ya que los niños no tienen suficiente habilidad manual.

¿Para qué sirven los selladores dentales?

Sirven para tapar los surcos de las muelas. Así evitamos que se introduzcan restos alimenticios y se formen caries.

La aplicación es rápida y cómoda para el niño, y produce un gran beneficio.

¿Se deben usar enjuagues bucales?

Se podrán utilizar enjuagues bucales sin alcohol y con flúor en niños mayores de 6 años. La concentración de flúor será de 0.05% de NaF para uso diario o de 0.2 % de NaF para uso semanal. El enjuague bucal nunca sustituirá al cepillado.

¿Qué es el flúor?

El flúor es un mineral natural que se encuentra en la naturaleza. Se une al diente, haciendo que éste se vuelva más resistente a las caries.

El mayor efecto del flúor para la prevención de las caries se produce cuando lo usamos de forma tópica. Por ello, en nuestra clínica aplicamos un gel con altas concentraciones de flúor a niños mayores de 6 años para prevenir la caries dental.
Clínica Dental Moreno García odontopediatría